La reputación online de las funerarias

Si anteriormente hablábamos sobre la complicada reputación del aeropuerto de Ciudad Real, no lo es menos el sector de las funerarias. La grave situación financiera que acecha a la economía española está desgastando a muchos sectores que ven con inquietud y desconfianza su futuro más cercano. Si el primero en caer fue el sector de la construcción, el resto ha ido cayendo como si de un efecto dominó se tratase. Hasta el último día de nuestras vidas puede verse incomodado por esta maltrecha situación, ya que parece que el lastre de la crisis nos va a acompañar hasta la muerte.

El sector de las funerarias en España no pasa por su mejor momento. La espinosa situación por la que pasan miles de familias españolas ha obligado a las funerarias a sufragar parte de los servicios que ofrecen. A pesar de que en los últimos años se ha experimentado un crecimiento en el número de fallecimientos, el sector parece no levantar cabeza. Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, en 2012 los fallecimientos crecieron un 4,2%. En total, 16.433 fallecidos más que en el año 2011.

Según datos aportados por Grupo Mémora, en 2012 los españoles redujeron sus gastos en los servicios accesorios que ofrecen estas empresas (traslados, recordatorios fúnebres, coronas de flores, etc.). Las familias españolas destinaron el año pasado una media de 3.200 euros por acto fúnebre. Por el contrario, se observó un aumento en la demanda de servicios de categoría inferior que no superan los 2.000 euros. Esto ha provocado que las funerarias faciliten a las familias diferentes formas de financiación que se adapten a sus posibilidades, para que puedan llevar a cabo el funeral de sus familiares.

En el año 2012 el sector funerario afrontó un incremento en el IVA que pasó del 8% al 21%, según la Asociación Nacional de Servicios Funerarios. Esto no ha hecho más que empeorar la situación que viven las empresas dedicadas a los servicios funerarios. Además, en los últimos años se ha observado un cambio en cuanto a servicios fúnebres. Los funerales tradicionales han dado paso a los servicios de crematorios que se han impuesto como nueva tendencia dentro del sector, que experimentaron un aumento del 30% en 2012.

Por Comunidades Autónomas, Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid son las regiones que apreciaron una mayor tasa en el número de fallecimientos. Mientras que Cantabria, la Comunidad Foral de Navarra y La Rioja las que menos. A pesar de estos datos, son las Comunidades de Asturias, Galicia y Castilla y León las que poseen un mayor envejecimiento de la población.

¿Qué ha provocado toda esta situación a nivel de reputación online?

Pues que muchas funerarias se han visto obligadas a sacar clientes de sitios comprometidos (o no con muy buen impresión para los clientes) como son las salas de urgencia de los hospitales. Una simple vistazo en internet nos desvela los descontentos de miles de personas con ciertas empresas funerarias más pequeñas que para salir de la crisis acuden a las urgencias de los hospitales públicos a fin de “cazar” a difuntos sin un seguro de decesos.

Esto provoca un malestar generalizado en el sector, del que pagan la mala imagen corporativa el resto de empresas, aunque no sean participes de esta forma de captación de clientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR